sábado, 3 de diciembre de 2011

Emergencia en Varsovia: 230 pasajeros y una reliquia de Juan Pablo II


Un Boeing 767 que despegó de Newark, N.J., el martes 1 de Noviembre tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Varsovia, Polonia, sin el tren de aterrizaje que no pudo desplegarse. Ninguna de las 230 personas a bordo sufrieron daño alguno.

La traducción de la lengua polaca original al inglés fue hecha por el Padre Kaz Chwalek MIC, actual Provincial de los Marianos en USA y Argentina. Y la traducción al español corresponde a P. Dante Aguero MIC, miembro dell Vicariato de los Marianos de Argentina.

La siguiente es una compilación de un reporte de noticias de la cadena polaca Trawn.

Tomando en cuenta que entre la carga del avión se encontraba una reliquia de Juan Pablo II, Padre Kaz, reflexiona sobre el incidente: "Mi corazón se llena de profunda gratitud porque de esta manera se muestra el amor providencial de Dios, la misericordia y la oración de intercesión de Juan Pablo II".

Este es el relato: El Padre Peter Chyla, un miembro de la Provincia Polaca de los Redentoristas y pasajero del Boeing que debió aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Varsovia tenía consigo una reliquia de Juan Pablo II. "No estoy diciendo que salí ileso a causa de la intercesión del Beato Juan Pablo II", dijo el Padre Peter Fr. Peter, "pero oré y rogué para obtener esta gracia. También absolví a los pasajeros dos veces, inclusive apenas unos segundos antes de que el avión tocara el suelo. Emocionalmente fue una experiencia que me desbordó. Lo más importante de todo esto es lo que aconteció en el corazón y en las mentes de quienes tuvimos que lidiar con este acontecimiento que nos sobrevino. No puedo expresar mi enorme agradecimiento y reconocimiento por el piloto y la tripulación del avión".

"Más o menos 40 minutos antes del aterrizaje el capitán anunció a todos los pasajeros que haríamos un aterrizaje de emergencia debido a razones técnicas. Por varios minutos me sentí sin esperanza. Traté de controlar mis emociones y de aferrarme al Señor. No hubo pánico entre los pasajeros, todos, inclusive las madres con sus hijos permanecieron en calma. Eso fue increíble. En el mismo momento del aterrizaje hubo un silencio aterrador. Cuando el avión tocó el suelo, esperábamos un gran impacto con su correspondiente ruido. Pero el avión tocó el suelo como una esponja. Lo que siguió fue una eficiente evacuación".

El reporte señaló que el 1 de Noviembre es observado en la Iglesia como la Solemnidad de Todos los Santos. También es el aniversario de la Ordenación Sacerdotal de Karol Wojtyla, más tarde mundialmente conocido como el Papa Juan Pablo II quien fue beatificado el 1 de Mayo. Una lectora llamada Iskra añadió un comentario muy llamativo a esta noticia, que es como el eco de los sentimientos de corazón de los hombres y las mujeres de fe:

"Aterrizar sin el tren de aterrizaje con reliquia de Juan Pablo II a bordo, en el día de la Solemnidad de Todos los Santos, en el aniversario de su Ordenación Sacerdotal... No es normal que las pistas sean cubiertas como con una alfombra, por lo tanto, cualquier contacto del cuerpo de la aeronave con la superficie dura de la pista de aterrizaje produce consecuencias dictadas por las leyes de la física, lo que nos lleva a una drástica o trágica conclusión. Sin embargo las leyes de la naturaleza aquí no dictaron el resultado final. La destrucción y la muerte no prevalecieron... triunfó la vida humana. No hubo necesidad de tener que cavar 230 nuevas tumbas, ni de encender 230 velas votivas. La luz de nuestro Dios Misericordioso ha brillado sobre nosotros la gloria con la cual Él ha rodeado a su Siervo Juan Pablo II. Por medio de la oración confiada y la intercesión de Juan Pablo, se ha impedido una inevitable tragedia sobre nuestra nación".

Fuente: Noticias de la Divina Misericordia
.

2 comentarios:

Shirley dijo...

Es un relato conmovedor, que nos hacer reflexionar sobre la fe, sabiendo que tenemos santos que interceden por nosotros en situaciones como éstas. El Papa Juan Pablo II es mi intercesor, mi guía espiritual, el que me da fortaleza para seguir adelante. Dios los bendiga.

Anónimo dijo...

Cuando supe la noticia, ignorando el suceso de la existencia de la reliquia dentro del avión en Varsovia, ya lo consideré un milagro, mas aún ahora enterándome de ese evento, puedo más aseverar la importancia de la fé en la santidad de Juan Pablo II y su intercesión.