sábado, 23 de febrero de 2013

Benedicto XVI ha sido un gran amigo de Juan Pablo II


Con gran seriedad y emoción, el cardenal arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz acogió la decisión del Santo Padre Benedicto XVI de renunciar al gobierno de la Iglesia y poner en manos del colegio cardenalicio el cuidado del futuro de la Iglesia.

El cardenal Dziwisz, que fue secretario particular de Juan Pablo II, ha negado cualquier comparación de Benedicto XVII con Juan Pablo II, según informaron algunos medios de comunicación, tergiversando sus palabras: Karol Wojtyla y Joseph Ratzinger fueron dos grandes amigos, cada uno tenía su carisma. Juan Pablo II abrió la Iglesia al mundo, Benedicto XVI ha profundizado la fe y las raíces cristianas, los pontificados se complementan entre sí. Benedicto XVI es un gran Papa, a él va mi gran gratitud, yo lo respeto y lo amo. He recibió la noticia de la renuncia con gran tristeza y sorpresa. Benedicto XVI es un hombre de gran lealtad a Jesucristo. Recuerdo su gran fidelidad y amistad con Juan Pablo II. Estamos felices y tenemos suerte de haber tenido, uno detrás de otro) dos papas de gran talla".

El cardenal arzobispo de Cracovia ha declarado en otra entrevista a Radio Vaticano que entiende las razones de la renuncia del papa Ratzinger. Benedicto XVI dirigió la Iglesia de Cristo después de la muerte de Juan Pablo II con gran seriedad y sabiduría que fluían de su excepcional capacidad intelectual y también de su profunda fe. Doy las gracias al Santo Padre por todos sus esfuerzos encaminados a la renovación de la Iglesia en el espíritu de lealtad al Maestro de Nazaret.

El cardenal, Stanislaw Dziwisz, como obispo de Polonia, ha agradecido a Benedicto XVI la amistad que tuvo con Juan Pablo II, el apoyo que ofreció para la beatificación del Papa Karol Wojtyla y también por la benevolencia que ha tenido, en estos casi ocho años de pontificado, con la nación polaca. “Personalmente, siempre seré fiel y agradecido por todo lo que he recibido de él. La Iglesia de Cracovia siempre estará agradecida al Pedro de nuestra época Benedicto XVI. Gratitud y lealtad. Permaneceremos unidos en la oración y dedicación, junto con el Santo Padre”.

Fuente: Foro Juan Pablo II