sábado, 1 de mayo de 2010

Otro milagro de Juan Pablo II

Soy Claudia, de Mendoza, Argentina. Estoy casada con Pablo desde hace 17 años y tenemos 5 chicos, Agustín, Ignacio, Mariángeles, Juan Pablo y Felipe. Juan Pablo se llama así por Su Santidad y tiene 6 años, nació un año exacto antes que Juan Pablo II falleciera. A él le une un lazo especial al Papa, lo tiene muy presente en un cuadrito con su foto en la cabecera de su cama.

El pasado 28 de febrero de 2010, como Juan Pablo es muy inquieto, se trepó a unas rejas y se cayó. El golpe no tuvo señales de alarma (con 4 varones y las caídas que han tenido, ya sabemos reconocer si hay un problema), sólo hubo un pequeño llorido. Los días siguientes al golpe, Juan Pablo comenzó a tener cefaleas que se fueron intensificando en el tiempo.

El 19 de marzo se le hizo una tomografía computada y los resultados arrojaron que Juampi tiene un quiste aracnoideo congénito enorme, casi un tercio de su cabecita. El golpe hizo que se produjera un hematoma interno que comenzó a hacer presión sobre cerebro y sobre el quiste. Los resultados los obtuvimos el lunes 22 de marzo por la noche.

Juan Pablo se durmió a las 11.30 de la noche y mi esposo y yo en ese momento le encomendamos a Juan Pablo II la salud de Juampi. A las 11.33 hs. suena la Blackberry de mi marido con un mail con la foto de Juan Pablo II con la madre Teresa de Calcuta de la mano. Fue como una respuesta-señal de que su santidad nos había escuchado.

Comenzamos a controlar diariamente a Juampi con neurólogos, oftalmólogos, etc. hasta que la presión intracraneana comenzó a subir, a edematizar máculas. Les pedimos cadenas de oración de amigos, hermanos del movimiento de Schoenstatt, religiosas, sacerdotes, etc. contándoles a todos que estaba encomendado a Su Santidad.

Juampi fue operado el Jueves Santo pasado por el equipo de alta complejidad que acompaña al doctor Carlos Pesce del hospital Notti de Mendoza. Al abrir, salió un hematoma de 15 cms. de diámetro “encapsulado”, lo que hizo que la operación fuese muy rápida y para algunos un verdadero milagro. El quiste fue vaciado y quedó en su lugar, ya que no puede quedar una cavidad hueca en el cerebro. Luego de la operación Juampi estuvo 5 días en terapia intensiva y se recuperó tan rápido que de allí pasó directo a su casa, y luego de 20 días de reposo se ha reintegrado a sus actividades habituales incluído el colegio.

Cuando leí el testimonio que aparece en tu Blog del ex-peluquero de Juan Pablo, me estremeció saber que su milagro también fue a partir de la misma foto de su santidad con la Madre Teresa.

Un saludo grande

Claudia Gómez de Pérez Burgos
Godoy Cruz – Mendoza – Argentina

2 comentarios:

LINO dijo...

SIGAMOS PIDIENDOLE A JUAN PABLO II
QUE INTERCEDA POR NOSOTROS A DIOS PADRE TODOPODEROSO PARA QUE EL MUNDO CONSIGA VIVIR EN PAZ.
Y DARLE GRACIAS PARA QUE MAS MILAGROS COMO EL RELATADO SE PRODUZCAN POR SU INTERCESION.

Luna de Cristal dijo...

Maravilloso milagro, madrecita ,que siga protegiendo a tus hijos.

Marisa