viernes, 31 de enero de 2014

Información sobre el sacrílego robo de reliquias de Juan Pablo II

Robo de reliquias de Juan Pablo II

ROMA, 27 Ene. 14 / 12:29 pm (ACI/EWTN Noticias).- A tres meses de la canonización del Beato Juan Pablo II que se realizará el 27 de abril en Roma, desconocidos robaron, en el Santuario de San Pedro de la Ienca, de la Diócesis de L’aquila (Italia), una de las cuatro ampollas en el mundo que contienen la sangre del Pontífice polaco.

El hurto ocurrió la madrugada del sábado 25 de enero. Los ladrones entraron sin forzar la puerta de la sacristía, rompieron el cristal de una ventana y cortaron los barrotes que protegen el relicario. Junto a la ampolla también fue sustraído un crucifijo del altar.

En declaraciones a ACI Prensa, el presidente de la Asociación Cultural del Santuario de Juan Pablo II en San Pedro de la Ienca, Pasquale Corriere, explicó que “se trata de un robo muy grave a nivel mundial, un sacrilegio que afecta a todos los católicos en el mundo y no solo a los habitantes de este pequeño pueblo”.

“No sé quien ha podido hacerlo, pensamos que ha podido ser un robo bajo comisión porque si los ladrones buscaran dinero habrían roto también las cajas de la limosna”, añadió.

La policía está investigando los hechos pero hasta ahora no hay resultados. Según Montagna TV, algunos señalan que existiría “la posibilidad de que los ladrones se hubieran desecho del objeto sagrado”, pero por el momento no hay nada confirmado.

La reliquia de Juan Pablo II había sido donada por el secretario personal del Pontífice por más de 40 años, el ahora Cardenal Estanislao Dziwisz, con motivo de la fundación del santuario en el año 2011, el primer santuario en Europa dedicado al Papa peregrino después de su beatificación el 1 de mayo de ese mismo año.

La sangre de la ampolla había sido extraída al Pontífice en los últimos días de su vida para ponerla a disposición del Centro de Transfusiones del Hospital Bambino Gesù, en donde aún se conserva una de las cuatro que en total se extrajeron.

Encuentran parte de lo robado

ROMA, 30 Ene. 14 / 12:01 pm (ACI/EWTN Noticias).- Casi una semana después del robo de una reliquia de sangre del Beato Papa Juan Pablo II, los agentes encontraron el pequeño trozo de tela de la sotana del Pontífice polaco que quedó manchada de sangre durante el atentado que sufrió en la Plaza de San Pedro el 13 de mayo de 1981. Hasta el momento hay dos detenidos y continúan las investigaciones.

Según señala el diario La Nación, por el robo ocurrido en la iglesia de San Pietro della Ienca, en el L'Aquila, en la región italiana de Los Abruzos, hay dos jóvenes detenidos, de 23 y 24 años, quienes confesaron haber robado el relicario y la cruz del templo.

El presidente de la asociación San Pietro della Ienca, Pasquale Corriere, responsable del santuario del que desapareció la reliquia, explicó a los medios italianos que falta aún una parte que esperan poder recuperar.

El fiscal de L'Aquila, David Mancini, ordenó un nuevo interrogatorio a los dos detenidos para que confiesen dónde se encuentra la reliquia.

Precisamente hoy llegó el llamado del que fuera secretario de Juan Pablo II por más de 40 años, el ahora Arzobispo de Cracovia (Polonia), Cardenal Stanislaw Dziwisz, para que los ladrones devuelvan la reliquia antes de la canonización del Pontífice que se realizará el 27 de abril.

En 2011, el Purpurado entregó a la comunidad de Los Abruzzos la reliquia como "una muestra de su amor hacia la montaña".

La Nación señala que en un primer momento se barajó la posibilidad de que se tratase de un robo para realizar algún rito satánico, pero posteriormente se ha pensado en la posibilidad de que se trate de un robo vinculado a un coleccionista.