sábado, 19 de septiembre de 2015

Recordando la visita de San Juan Pablo II a Cuba (1998)

El 21 de enero de 1998, el Papa Juan Pablo II inicia una visita de cinco días a Cuba, durante los cuales celebró misas en cuatro provincias; también visitó el monumento donde reposan los restos del Padre Félix Varela en el Aula Magna de la Universidad de La Habana. Durante su estancia en la Antilla mayor, Su Santidad se pronunció por la “globalización de la solidaridad” y en contra del bloqueo económico a Cuba. El Papa fue recibido y despedido por el Comandante en Jefe Fidel Castro en el Aeropuerto Internacional “José Martí”.

Esta son algunas frases seleccionadas de los discursos pronunciados por el papa santo durante aquella visita:

- Del discurso del Santo Padre al llegar al aeropuerto de La Habana: "Vengo como peregrino del amor, de la verdad y de la esperanza que Cuba se abra al mundo, que el mundo se abra a Cuba"

- De la homilía del Papa en Santa Clara: "Los valores del Evangelio de Jesucristo no son un peligro para ningún proyecto social"

- De la homilía del Papa en Camagüey: "Valientes en la verdad, audaces en la libertad, constantes en la responsabilidad, generosos en el amor, invencibles en la esperanza"

- La consigna que Juan Pablo II ha dejado a las jóvenes cubanos: "No se debe eludir el reto de la época en que se vive: el compromiso es la respuesta valiente de quienes no quieren malgastar su vida."

- Del discurso del Papa en la Universidad de La Habana: "La antorcha que aparece en el escudo de este Ateneo no es sólo memoria, sino también proyecto. La evangelización de la cultura es como una elevación de su "alma religiosa", infundiéndole un dinamismo nuevo y potente, el dinamismo del Espíritu Santo, que la lleva a la máxima actualización de sus potencialidades humanas."

- De la homilía del Papa en Santiago de Cuba: "La Iglesia no busca ninguna forma de poder político para desarrollar su misión, sólo quiere ser germen fecundo de bien."

- El Santo Padre a los representantes de las otras confesiones religiosas: "La dedicación a la causa de la unidad de los cristianos es uno de los signos de esperanza en este siglo."

- De la homilía del Papa en la Plaza José Martí de La Habana: "Les traigo el Evangelio de Cristo: no es una ideología política ni un sistema económico. Es un camino de paz, justicia y libertad."

- A los obispos en el arzobispado de La Habana: "La libertad religiosa no es un privilegio que depende de estrategias políticas: es el reconocimiento de un derecho inalienable"